Protocolo familiar… Un Rol Estelar.

Protocolo familiar… Un Rol Estelar.

Es común en estos tiempos escuchar hablar de “Protocolo familiar” y la pregunta natural que muchos nos hacemos es ¿Qué es esto exactamente? Yo lo resumiría en lo siguiente: Son las reglas que regulan el comportamiento y toma de decisiones de los miembros de una familia respecto de los bienes y patrimonio de la empresa familiar, con la finalidad principal de que este legado, sea administrado de manera ordenada y eficiente para que pueda crecer y perdurar por generaciones.

“Abuelo high net, padre millonario, nieto pobre” – Autor Desconocido.

¿Cuando es el mejor momento para empezar? No hay momento malo para empezar, pero sin lugar a dudas lo que determinará lo fácil o difícil que puede llegar a ser el proceso será el nivel de voluntad que tengan los miembros de una familia para acogerse al proceso de construcción e implementación del mismo.

¿Cómo y con quien? Como ya lo he mencionado en artículos anteriores, cada familia es un universo distinto, con características y necesidades particulares, es por esto que la clave, una vez que se toma la decisión de empezar el proceso, es poder contar con el acompañamiento de un experto de inicio a fin.

Esta persona deberá contar con la experiencia, habilidad y capacidad necesaria para seleccionar y combinar al equipo perfecto de especialistas en los distintos campos, desde abogados, financieros, hasta orientadores familiares de ser necesario, para que puedan ayudar a identificar las necesidades exactas y reales que tiene una familia y así poder diseñar un protocolo familiar tal cual traje a la medida que funcione y sea posible de ejecutar a lo largo del tiempo.

¿Qué rol juega la ejecutabilidad? Este verbo que proviene del latín “exsecutio” juega un rol estelar y debe ser siempre el punto cardinal norte que guíe el proceso de diseño del protocolo familiar en todo momento, procurando siempre aplicar el principio de “el poder de lo simple”, ya que muchas veces por tratar de ser muy sofisticados tendemos a diseñar lineamientos que en papel suenan muy bien, pero que a lo largo del tiempo no son ejecutables y por consiguiente una pérdida de tiempo, dinero y generadores de problemas en lugar de soluciones.

Para concluir, estamos viviendo tiempos de cambios que traen grandes oportunidades para aquellas empresas familiares que están bien organizadas, es por esto que la pregunta que recomendaría hacernos es:

¿Estamos preparados?.

Ab. Juan Sebastián Vayas
OMC GROUP

Puedes seguir leyendo otros artículos haciendo clic AQUÍ

Asimismo, si deseas mantenerte al día con toda la información educativa y financiera que damos en OMC Group puede seguirnos en LinkedIn haciendo clic AQUÍ

Por otra parte, para conocer un poco más acerca de nuestros servicios que contemplan áreas como: Corporativos, Administrativos, Fiduciarios, Cumplimiento, Residencia, Clientes Privados y más, haz clic AQUÍ

Deja una respuesta