En este momento estás viendo Panamá| Nueva legislación de registros contables
Registros Contables en Panamá Nueva Legislación

Panamá| Nueva legislación de registros contables

Registros contables en Panamá | Nueva legislación.

Autor: Hazel Jaramillo

Desde el momento en que se decide poner en operación una empresa, es menester estar consciente y preparado que ello conlleva ciertos requerimientos para una gestión transparente de cara a los clientes, colaboradores, socios estratégicos, bancos y reguladores.

Llevar al día y de forma correcta los registros contables en Panamá es una de esas tareas, la cual en estos tiempos cobra una mayor relevancia, porque además de ofrecernos una visión clara, precisa y objetiva de la situación financiera de la empresa, permite, sobre todo, cumplir con las obligaciones contables y fiscales.

Panamá| Nueva legislación de registros contables

En Panamá, la ley 254 del 11 de noviembre de 2021 define los registros contables en Panamá como aquellos documentos que indiquen de forma clara y precisa las operaciones de las personas jurídicas, sus activos, pasivos y patrimonio; que sirven a su vez para determinar la situación financiera con exactitud razonable en todo momento y hace posible la elaboración de los ya conocidos estados financieros.

Datos de interés de la nueva ley de registro contables en Panamá

La ley 254 del 11 de noviembre de 2021 que recientemente fue aprobada y sancionada, introduce adecuaciones a la legislación panameña en materia de transparencia fiscal internacional y de prevención del blanqueo de capitales, el financiamiento del terrorismo y de la proliferación de armas de destrucción masiva, en la que incluye, entre otras cosas, la forma en cómo y cuándo las entidades jurídicas panameñas que operen o no en el país deben presentar sus registros contables en Panamá y documentos de soporte.

Además, destaca elementos importantes que deben tomar en cuenta los agentes residentes al momento de compartir con la autoridad competente los documentos contables de las entidades jurídicas para las cuales prestan un servicio.

El incumplimiento de esta nueva normativa trae consigo sanciones monetarias entre los $5,000 y $1,000,000 millón de dólares a las personas jurídicas y también para los agentes residentes. 

Pero, más allá de lo que establece esta ley y las sanciones que impondría, que son aspectos de suma relevancia, es importante destacar en dónde nos pone como país esta regulación.

¿Por qué se adoptó esta legislación de registros contables en Panamá?

Nuestro país desafortunadamente forma parte de listas discriminatorias y permanecer en ellas trae consigo afectaciones para las inversiones y para la imagen del país.  Por ello, el país ha estado robusteciendo su  marco normativo en materia de transparencia fiscal internacional para poder cumplir con los estándares internacionales establecidos y fortalecer el acceso debido a la información financiera y fiscal de las personas jurídicas, los beneficiarios finales y, por consiguiente, mejorar las calificaciones ante organismos como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), y el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI).

Esto se convierte en un elemento central para que las autoridades/reguladores puedan blindar nuestro sistema financiero y fiscal con objetivos claros para prevenir el lavado de dinero, facilitar la recaudación de impuestos y proveer transparencia en los mercados.

De cara a las personas jurídicas, se impulsa la mejora en los procesos al contar con una formalización de mantenimiento de los documentos financieros de manera continua y metódica. La mejor forma que vemos de cumplir con la transparencia es a través del registro en Panamá de todas las transacciones contables de las empresas, que se resumen en la preparación de estados financieros básicos.

Este es un significativo avance que impulsa la ley registros contables Panamá para lograr cumplir con aquellos estándares de transparencia que pudieran afectar su funcionamiento como centro financiero internacional, especialmente al ser potencialmente señalado como promotor o jurisdicción permisiva en el lavado de dinero o el tráfico ilegal de capitales.

Sobre este tema es importante conocer la Ley 52 de 2016 sobre registros contables para personas jurídicas que fue publicada el 27 de octubre de 2016 y entró en vigencia el 1 de enero de 2017, la misma establece que las personas jurídicas que no realicen operaciones dentro de Panamá tienen la obligación a mantener registros contables y documentación de respaldo en las oficinas de su agente residente.

Por lo que, la disponibilidad de estos registros y documentación no debe exceder los 5 años contados a partir del último día del año dentro del cual las transacciones se hubiesen completado o el último día del año en el cual la persona jurídica culminó sus operaciones.

Tema tratado en este artículo: ley 254 Panamá y ley 52 2016 Panamá

Si estás interesado en leer más sobre nosotros, accede a nuestro blog.

Te invitamos a suscribirte en nuestro canal de youtube, donde podrás encontrar videos sobre temas de interés en materia corporativa, fiduciaria, entre otros.

Para obtener más información sobre este tema o cualquier detalle adicional sobre los productos y servicios de OMC Group, llene el siguiente formulario: