En este momento estás viendo Beneficios de la planificación y gestión del patrimonio familiar

Beneficios de la planificación y gestión del patrimonio familiar

Patrimonio familiar una decisión de prioridad | Un negocio familiar, que posea múltiples intereses y un considerable patrimonio, puede buscar los beneficios de estructuras que permitan administrar y gestionar dicho patrimonio, y más importante aún, permitir su sucesión a futuras generaciones.

Existen múltiples herramientas que se utilizan para gestionar patrimonios, sin embargo, las más utilizadas son las fundaciones de interés privado y los fideicomisos.

Escoger entre una u otra estructura es una decisión personal y responde únicamente a las necesidades individuales.  Cabe destacar que, aunque guardan algunas diferencias, ambas son efectivas y utilizadas tanto en Panamá como en jurisdicciones como las Islas Vírgenes Británicas, Bahamas, y Nevis.  

La principal diferencia entre estos dos vehículos radica en que el fideicomiso es un acto jurídico entre una persona – fideicomitente – y una persona denominada el fiduciario. 

Así el fideicomitente transfiere sus bienes para su gestión y administración conforme a las reglas que éste le imparta en el instrumento de fideicomiso.  Bajo esta estructura, el fiduciario se convierte en el dueño legal de los bienes.

Por otro lado, la Fundación de Interés Privado son entidades jurídicas separadas, del mismo modo que una sociedad. Cuentan con un órgano administrativo denominado “consejo fundacional”, el cual debe estar conformado por un mínimo de tres personas naturales, o una persona jurídica, según la elección del fundador, quienes pueden tener cualquier nacionalidad e incluso pueden ser beneficiarios de la estructura.

Bajo ambas herramientas el objetivo es el mismo: Administrar y gestionar los bienes para los beneficiarios. 

¿Por qué organizar el patrimonio familiar?

Existen múltiples motivos por los que una persona o un grupo familiar busca organizar su patrimonio utilizando estas estructuras.

Una de las principales es que se busca organizar la sucesión de bienes a las siguientes generaciones, bajo la premisa de dejar en orden el traspaso del patrimonio en el que se han invertido años de arduo trabajo. 

Otros motivos son el volumen de bienes o por un tema de seguridad personal. 

Independientemente de las circunstancias y de los vehículos que se utilicen, es importante tener claro que la planificación del patrimonio no debe comenzar al final de la carrera o la vida del poseedor de los bienes, sino con mucha antelación.

No planificar no debería ser la opción, ni tampoco caer en el grave error de hacerlo en el último momento o cuando no queda otra opción.

Este es un proceso extenso en que se consideran muchos elementos: conversaciones familiares, escoger las estructuras correctas y evaluarlas a medida que vaya transcurriendo el tiempo; entre otros aspectos.

Con una adecuada organización, gestión y fijación de objetivos, usted podrá asegurar con éxito su planificación sucesoria con la que podrá preservar el patrimonio familiar y diversificarlo.

De igual manera, integrar a este proceso a un experto en estos menesteres, aportará en gran medida una visión estratégica y objetiva sobre las formas adecuadas y efectivas para gestionar el patrimonio.

Si estás interesado en leer más sobre nosotros, accede a nuestro blog.

Te invitamos a suscbrirte en nuestro canal de youtube, donde podrás encontrar videos sobre temas de interés en materia corporativa, fiduciaria, entre otros.

Si este tema te resultó interesante, te invitamos a leer este artículo relacionado…

4 Aspectos de Cómo Cubrir Financieramente a tus Seres Queridos en Caso de Una Eventualidad

Para obtener más información sobre este tema o cualquier detalle adicional sobre los productos y servicios de OMC Group, llene el siguiente formulario:

Deja una respuesta