En este momento estás viendo 4 Aspectos de Cómo Cubrir Financieramente a tus Seres Queridos en Caso de Una Eventualidad
Patrimonio Familiar

4 Aspectos de Cómo Cubrir Financieramente a tus Seres Queridos en Caso de Una Eventualidad

  • Categoría de la entrada:Artículos
  • Comentarios de la entrada:1 comentario

Patrimonio Familiar, un tema fundamental en la sociedad de hoy.

Cubrir financieramente a tus seres queridos es sin duda es uno de los mayores retos que como cabeza de familia puedes tener.

En este caso, es un tema que concierne en especial a las familias de elevado poder adquisitivo o que poseen un Valor Neto Ultra Alto (Ultra High Net Worth) según la denominación en inglés.

Por eso, es importante tomar en consideración la protección del patrimonio familiar, ya que en ocasiones es incierto el futuro en cuanto a materia de salud se refiere y es prioridad tener un plan de resguardo para la familia.

Es por ello que abordamos este tema de interés y te traemos algunos ejemplos de cómo prepararte en caso de una eventualidad.

Existen varias formas de prepararse para este escenario. Pero la primera y más recomendable sigue siendo la asesoría de expertos en la materia.

Prepararse con la ayuda de los mejores siempre será una acertada decisión.

La transmisión de bienes a la próxima generación es y será un área muy compleja, sin llegar a ser materia imposible de acceder.

Esta toma de decisión te permitirá resguardar tu Patrimonio Familiar.

Oficinas Familiares, la primera opción.

Las Oficinas Unifamiliares se cuentan como una de las soluciones más escogidas por familias de gran capital.

Su aplicación ha crecido enormemente durante las últimas décadas gracias a su practicidad y eficiencia.

Operan como lo haría cualquier compañía o firma de gran envergadura.

Se manejan bajo la legislatura actual, aprovechando los beneficios que ella le concede. Saberlos aprovechar es clave para sus protagonistas.

Integradas por los mismos familiares, las Oficinas de esta índole administran todos los bienes e inversiones.

Están formadas por una combinación de estructuras legales que van desde compañías y Sociedades hasta fondos privados.

La idea es que, a través de la correcta conformación de esta, se puedan administrar todos los aspectos del patrimonio familiar.

De igual forma, su estructura bien organizada permite la transferencia de bienes y activos / pasivos a la siguiente generación familiar.

Lo más importante es que la Oficina Familiar esté conformada de acuerdo al entorno legal que corresponde a la extensión de las actividades de la familia.

Hay que tener en consideración la ubicación geográfica y legislaturas competentes para cada ramo de actividad.

Aspectos a Considerar en una Oficina Familiar

Los integrantes de la misma y su grupo de asesores jurídicos y financieros son las piezas clave para el correcto funcionamiento.

La estructura legal y su conformación es la columna vertebral de la Oficina.

Esto garantiza no sólo la transmisión generacional sino la perpetuación de su funcionamiento a lo largo de las décadas.

Es por ello que la consideración de varios aspectos es fundamental para mantener un equilibrio.

Se debe comprender a fondo la legislación de cada país donde residan los miembros de la familia.

De igual forma las leyes que rigen los países donde operan los diferentes negocios y empresas de la oficina.

A esto se suma la comprensión de las leyes que rigen las áreas de actividades a las que se dedica.

También y no menos importante es necesario considerar aspectos de índole humana que afectan el funcionamiento de la Oficina Familiar.

Su influencia negativa o positiva depende de diversos factores.

El paso generacional entre la primera y segunda generación puede que atraviese por pocas dificultades, debido a lo cercano de la comunicación y experiencia personal en el negocio.

El reto consiste en el paso entre la segunda y tercera generación. Ésta última carece de una apreciación fidedigna del contexto socioeconómico en el que se desenvolvió la primera generación.

Una falta de comprensión conlleva a darle un valor poco adecuado a los bienes y el producto de los negocios familiares afectando de esta manera el patrimonio familiar.

Criarse en opulencia, combinado con una escasa comprensión de la maquinaria familiar puede desembocar en un gasto desenfrenado.

Preparación y Asesoramiento: Claves Fundamentales en el Negocio Familiar

El éxito de cualquier emprendimiento radica en la preparación y conocimiento de las limitaciones, ventajas y desventajas. Lo mismo aplica para las empresas, sean grandes y pequeñas.

La Oficina Familiar funciona como tal, una empresa multifacética en muchos casos y con necesidades específicas que deben ser atendidas con sumo cuidado.

Manejar una Oficina Familiar, entiéndase una empresa per se, requiere de gran conocimiento y timing adecuados.

Tomársela a la ligera equivale a apostar al fracaso. Dedicación y constancia sin duda son claves, pero una correcta asesoría lo es más todavía.

Para comprender mejor la extensión de su practicidad, nos queremos dar un rápido paseo por las clases de Oficinas que existen.

La primera, SFO (Single Family Office, Oficina Unifamiliar) gira entorno a una familia.

Su extensión es básica, representando al Patriarca en primer lugar y llegando hasta la segunda generación inmediatamente. Es la más común en estos tiempos.

Luego tenemos la MFO (Multiple Family Office), conformada por varias familias.

Su propósito es manejar la riqueza a través de una empresa o división de una más grande.

Entre sus funciones radica el manejo de fideicomisos y negocios patrimoniales de las familias involucradas, y por consiguiente sus activos.

Finalmente, nos encontramos con la VFO (Virtual Family Office) que parte de un concepto más moderno.

Su conformación híbrida le permite tener un bajo consumo de recursos administrativos físicos, mientras se concentra en manejar de forma remota las inversiones de la familia.

Están estrechamente relacionadas a los negocios en el área de tecnología, pasando por los servicios digitales y demás.

Explorando las Opciones Tradicionales

Además de las Oficinas Familiares existen otras opciones que han demostrado ser eficientes.

Son tradicionales y pueden ser aplicadas de forma efectiva para asegurar el patrimonio familiar.

En primer lugar, se encuentran las Fundaciones de Interés Privado, que funcionan como entidades de personalidad jurídica.

Sus actividades se asemejan a las de un Fideicomiso.

Luego tenemos los Fideicomisos Irrevocables, donde se manejan propiedades y activos a través de un Fiduciario.

Su carácter irrevocable, en el caso de los tradicionales, brinda la seguridad de que los beneficiarios asignados mantengan el control sobre sus estatutos.

En el caso de los revocables, el fideicomitente puede modificar todos los aspectos de este.

Finalmente, el VISTA Trust es un Fideicomiso que permite tener acciones en compañías instauradas en las Islas Vírgenes Británicas.

Una tercera persona permite supervisar la administración de los activos, de forma independiente al fiduciario.

En un próximo artículo estaremos explorando esta importante figura, así como los aspectos que la hacen tan atractiva en tiempos modernos.

Mantente al día con información relevante que publicamos en OMC Group, síguenos en Linkedin CLIC AQUÍ.

También, encuentra otros artículos que pueden ser de tu interés en nuestro Blog Informativo CLIC AQUÍ.

¿Necesita asesoría? Llene el formulario

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta