En este momento estás viendo Nuevas e importantes iniciativas legislativas de Panamá
Lavado de Dinero

Nuevas e importantes iniciativas legislativas de Panamá

La prevención del Lavado de Dinero es un tema tratado por los legisladores panameños quienes continúan enfrentando algunos de los elementos más importantes en la lucha contra el crimen organizado.

El gobierno está tratando de aumentar la ya extensa legislación de Panamá sobre el Lavado de Dinero, para mejorar aún más la lucha contra el crimen organizado.

El objetivo es proteger aún más al país y reforzar la legislación existente mediante la introducción de una serie de medidas nuevas e innovadoras en este campo.

Se hace énfasis en reducir la capacidad económica de los grupos delictivos organizados en la medida de lo posible, atacando su capacidad operativa y financiera.

Una premisa importante para estas iniciativas es que las organizaciones criminales operan tanto dentro como fuera de las fronteras nacionales de cualquier país.

Por lo tanto, Panamá busca estimular y reforzar la legislación ya vigente mediante la coordinación permanente entre las fuerzas del orden locales e internacionales.

Al hacerlo, Panamá también busca proteger aún más a los civiles que pueden verse afectados por delitos violentos cometidos por organizaciones criminales, que afectan su calidad de vida.

Nueva Iniciativa contra el lavado de dinero

Las organizaciones criminales a menudo ubican a los miembros de sus propias organizaciones dentro de profesiones que de otro modo se utilizarían para evitar el funcionamiento exitoso de grupos criminales.

El foco de las nuevas iniciativas es atacar los medios y mecanismos utilizados por estas organizaciones para operar.

También están diseñadas para ayudar en el proceso de rastreo de las ganancias generadas ilegalmente.

El 29 de abril de este año, Juan Manuel Pino, Ministro de Seguridad Pública, presentó una de estas propuestas legislativas a la Asamblea Nacional de Panamá.

La iniciativa se conoce como “la ley de extinción de dominio”, que consiste en una ley sobre expropiación de bienes y activos ilegales por parte del Estado.

Está diseñada para convertirse en un mecanismo eficaz de desarme de grupos criminales.

Objetivos de la ley

Uno de los objetivos de esta Ley es que los activos comprados con dinero generado por actividades ilegales carezcan de toda protección legal y sean devueltos con éxito al Estado.

El Ministerio de Seguridad Pública busca trabajar de la mano con otros poderes del Estado para lograr este objetivo.

Panamá continúa así en su lucha para minimizar la incidencia de la actividad delictiva y promover y proteger aún más una cultura de paz.

La legislación propuesta contiene elementos clave como los procedimientos de enjuiciamiento y la congelación de activos delictivos, entre otros.

La iniciativa fue anunciada por primera vez por el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, el 2 de enero en su discurso a la nación.

El Ministerio de Seguridad Pública tiene como uno de sus objetivos propiciar un ataque consolidado a los activos obtenidos o comprados con fondos generados por la actividad delictiva.

Ejemplos del tipo de activos que serían objeto de expropiación de activos serían:

  • Activos, ya sean en efectivo o activos tangibles, como inmuebles que sean producto directo o indirecto de un delito.
  • Activos que se identifican como vinculados a un aumento de riqueza que no puede justificarse de otra manera, cuando existan elementos que sugieren razonablemente que los fondos son de origen ilícito.
  • Bienes identificados para ser utilizados en la comisión de un delito.
  • Bienes o activos generados o comprados legalmente, utilizados para mezclar u ocultar ganancias ilegales.

Otra área que se está revisando es la legislación utilizada para detectar y controlar la entrada de efectivo, en particular sumas en efectivo de más de $10,000, al país.

El objetivo es proporcionar los medios para que las instituciones no bancarias, como las aduanas y el control de fronteras, cooperen más plenamente en este esfuerzo.

Revisión de la Ley 23 de 2015

Actualmente, el gobierno también está revisando otras leyes vigentes, incluyendo la Ley 23 de 2015 y su reglamento.

Esta ley regula las instituciones financieras y no financieras, como bancos, bufetes de abogados y firmas contables.

Contiene procedimientos a seguir para evitar el lavado de dinero, el financiamiento del terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva.

Esta legislación fue clave para asegurar la eliminación de Panamá de la Lista Gris del GAFI en 2016.

Un elemento importante en el proceso continuo de debida diligencia que llevan a cabo las instituciones financieras y no financieras en Panamá es la revisión y actualización periódicas de la información en archivo.

Esta revisión se realiza de acuerdo con el perfil de cada cliente.

La iniciativa legislativa sobre la Ley 23 implica un mayor enfoque en el perfil financiero y transaccional del cliente.

También es crucial un aumento de la vigilancia cuando se pueda ver cualquier signo de actividad sospechosa.

Manuales de cumplimiento internos

En los últimos años, un enfoque importante ha sido el uso de manuales de cumplimiento internos.

Estos manuales son necesarios para resaltar la necesidad de llevar a cabo capacitaciones internas periódicas en materia de cumplimiento contra el blanqueo de capitales para todo el personal de las entidades financieras y no financieras.

También es de crucial importancia el uso de un enfoque basado en el riesgo al solicitar la documentación de respaldo, tanto al inicio como después de la relación continua con el cliente.

Los documentos, datos e información derivados de la aplicación de las medidas enumeradas en la Ley 23 y sus respectivas resoluciones deben ser revisados ​​y actualizados de manera periódica en consonancia con esa evaluación inicial de riesgo.

Los movimientos de efectivo, cheques o transferencias electrónicas son de especial importancia.

La nueva legislación vuelve a enfatizar la necesidad de priorizar un enfoque basado en el riesgo.

También se destaca la importancia del tratamiento y seguimiento de los clientes de alto riesgo.

El tipo de productos y servicios que se brindan al cliente son claves en la metodología utilizada por los proveedores de servicios.

Esto también es clave en lo que respecta a la cantidad y el detalle de la información solicitada en cualquier momento de la relación.

Los reguladores también desean enfatizar la importancia de que los proveedores de servicios estén atentos a las necesidades de los clientes.

Cualquier cambio en esas necesidades puede justificar un mayor seguimiento de la relación.

Esperamos adoptar cualquier procedimiento nuevo diseñado para hacer cumplir la protección legal de Panamá contra el uso indebido de productos o servicios.

Continuaremos brindándole actualizaciones continuas a medida que surjan.

Quieres leer más sobre nuestros artículos haz clic aquí.

Síguenos en LinkedIn para más información actualizada haciendo clic aquí.

Deja una respuesta